+354 773 1127

NO TE PIERDAS EN REYKJAVÍK, LA CAPITAL DE ISLANDIA

REYKJAVÍK, LA CAPITAL DE ISLANDIA

¿Vienes a Reykjavík y no sabes por dónde empezar? ¿Quieres vivir y sentir la capital de Islandia como un islandés más? Sigue leyendo y conocerás todos los lugares que no te puedes perder durante tu visita a Reykjavík. Descubre dónde se encuentra el "perrito caliente" favorito de Bill Clinton, el punto con las mejores vistas de la ciudad o dónde se reúnen los islandeses para contarse las últimas noticias. La capital de Islandia puede parecer pequeña a primera vista pero esconde muchos lugares increibles que debes conocer con antelación si vienes con el tiempo justo.  En la página "No te pierdas en Reykjavík" te recomendamos nuestros sitios favoritos, las cosas que tienes que hacer sí o sí una vez estés en la capital. Tanto si vienes con el dinero justo como si tienes un presupuesto más holgado, encontrarás actividades perfectas para ti. No te pierdas en Reykjavík y disfruta de la capital más nórdica del mundo.

De turismo en Reykjavík, la capital de Islandia 

Sube a la torre de la iglesia Hallgrímskirkja

De entre todos los lugares que merecen una visita, vamos a destacar nuestros cinco sitios favoritos para que no te pierdas en Reykjavík. El primero de ellos, situado en el centro de la ciudad, es la iglesia Hallgrímskirkja. Si bien no es una catedral, se trata del edificio más alto de la ciudad y es todo un icono de Reykjavík. Se piensa que su curiosa fachada, diseñada por el arquitecto Guðjón Samúelsson, está basada en las columnas de lava basáltica que puedes encontrarte en Islandia en plena naturaleza. No te quedes en la entrada y sube a la torre de esta magnífica iglesia luterana para contemplar una de las mejores vistas de Reykjavík.

Conoce las maravillas de Islandia en el museo Perlan

En segundo lugar, no puedes dejar de ver el edificio y museo Perlan. Situado sobre la famosa colina Öskjuhlíð, el edificio cuenta con una plataforma de 360º con vistas de todo Reykjavík y los alrededores. En su interior alberga la exposición "Maravillas de Islandia", con una auténtica cueva de hielo, y un nuevo planetario para conocer las auroras boreales. Para reservar tu entrada y conocer más sobre este espectacular museo, visita nuestra página sobre el museo Perlan. Es, sin duda, uno de nuestros lugares favoritos de la capital de Islandia y recomendamos que reserves la experiencia completa. Si eres afortunado y dispones de un presupuesto holgado, tienes que darte el placer de cenar en la cúpula de este edificio tan extravagante y hermoso para poder comer en uno de los mejores restaurantes de la capital islandesa, con Reykjavík, la capital de Islandia, en toda su dimensión bajo tus pies.

Haz una excursión de avistamiento de ballenas

Y, ¿qué sería de Reykjavík sin el mar? Por supuesto, nuestra siguiente recomendación es que vayas al puerto antiguo de Reykjavík, desde donde sale la famosa excursión de avistamiento de ballenas. Tras una emocionante aventura en busca de estos grandes mamíferos, puedes disfrutar de un paseo por el puerto y entrar en calor tomándote un café en la acogedora cafetería "Rost".¡No dejes de probar uno de sus kleinur, el auténtico bollo islandés! 

Date un paseo junto al Océano Atlántico

Después, puedes continuar con un hermoso paseo al lado del Océano Atlántico y disfrutar del aire más limpio y puro del planeta. El paseo marítimo alrededor de la capital es único y cuenta con tres lugares muy especiales. El primero es uno de los nuevos iconos de la capital de Islandia, la sala de conciertos Harpa, un moderno edificio que funciona centro social y cultural de Reykjavík y en el que puedes asistir a óperas, conciertos u otros eventos. Si continúas por el paseo (con buen tiempo puedes alquilar una bici o unos patines), te encontrarás con el "Viajero del sol", la escultura más fotografiada de la ciudad y que representa un barco vikingo. Por último, si eres un amante de la historia, seguro que te interesa llegar hasta la casa Höfdi. ¿Sabías que ahí tuvo lugar una reunión clave para el final de la Guerra Fría entre Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov?

Descubre el lago Tjörnin y el centro de Reykjavík

Y si has echado un vistazo al final de la página, seguro que te has fijado en la foto de la gente patinando en medio de la ciudad. Se trata de nuestro lugar favorito en el centro de Reykjavík, el lago Tjörnin. Puedes dar un paseo por los alrededores y adentrarte por algunas de las calles del centro de la capital de Islandia, con sus bonitas y características casas de colores. Además, aquí encontrarás el ayuntamiento y punto de información turística, y muy cerquita, la Galería Nacional de Islandia.  

No te pierdas la mejor comida de Reykjavík 

Tratándose de una isla en el norte de Europa, ya te puedes imaginar cuál es el tipo de comida con mejor reputación de Islandia, ¡sus pescados!. En Reykjavík, la capital de Islandia, encontrarás algunos de los mejores pescados del mundo, como el bacalao o la trucha ártica. Por supuesto, comer en un restaurante en Islandia no es la actividad más económica del mundo pero si puedes, no desaproveches la oportunidad de comer algunos de los mejores pescados del mundo y prueba platos fascinantes y sabrosos como los famosos Hardfiskur y el Plokkfiskur. Acércate al restaurante Messinn, en pleno centro, o Sjavarbarinn cerca del puerto antiguo de Reykjavík, y date un homenaje. 

Pero Islandia no vive solo de pescado, como puedes ver alrededor de toda la Isla, el cordero es otro de sus emblemas, y si te gusta la carne, sin duda te los platos de cordero te resultarán deliciosos. Si tienes frío (¿y quién no lo tiene en Islandia?), prueba la típica sopa islandesa de cordero, el Kjotsupa, y te sentirás mucho mejor. 

 ¿Y si no quieres rascarte los bolsillos?  Sí, la comida, como todo en Islandia, es muy cara, pero hay maneras de disfrutarla y no gastar mucho dinero. Para empezar, puedes comprar los alimentos más económicos en los  supermercados Bonús ( C/ Laugavegur 59, 101 Reykjavik) o los supermercados 10/11 (C Austurstræti 17, 101 Reykjavík). No te pierdas en Islandia los famosos skyr, una especie de yogur cremoso clasificado como queso y que te llenará de energía durante el viaje. Los hay de diferentes sabores y son buenísimos, baratos y saludables, ¿se puede pedir algo más? 

El mejor kebab se encuentra en la esquina de las calles Austurstraeti y Laekjargata pero nuestro lugar económico favorito es Bæjarins Beztu Pylsur, el puesto callejero donde encontrarás el mejor perrito caliente de la ciudad. En el número 1 de la calle Tryggvagata, verás normalmente largas colas de todo tipo de gente pero tranquilo, la cola avanza rápidamente y no tendrás que esperar mucho hasta probar este delicioso perrito caliente que ya han admirado personalidades como Bill Clinton, Ben Stiller, los miembros de Metallica o los actores de Juego de Tronos.  

Otras cosas que no queremos que te pierdas en Reykjavík son el helado islandés, los bollos islandeses Kleinur o los nuevos tipos de cerveza artesanal. ¿Sabías que la cerveza estuvo prohibida en Islandia hasta 1989? Date una vuelta por el centro, visita uno de los acogedores cafés o celebra con los islandeses que ya se puede beber cerveza, ¡y muy buena!, en pubs como Kaldi Bar o Skúli.

De relax en la capital de Islandia 

Todo el mundo que viene a Islandia conoce la Laguna Azul, el fabuloso balneario geotermal que se encuentra a unos 45 minutos de Reykjavík. Si quieres ir, recuerda reservar las entradas y el traslado con bastante antelación. Puedes hacerlo en nuestra página sobre la Laguna Azul. Pero si ya la has visitado o solo te apetece relajarte o nadar en un lugar más económico, vete a una de las piscinas termales de la capital. Nuestra favoritas son la tradicional Laugardalslaug o la nueva Árbæjarlaug. No te pienses que vas a una piscina cualquiera, las piscinas en Islandia son mucho más. Es uno de los pasatiempos favoritos de los islandeses y tienen una temperatura de entre 25 y 45 grados, por lo que puedes nadar al aire libre durante todo el año. Además cuentan con sauna, jacuzzis y otros servicios. Si quieres sentirte como un islandés más y no gastarte todos tus ahorros, ven a una piscina en Reykjavík. 

 También, aunque parezca una broma, recomendamos que no te pierdas el ir de compras en Reykjavík. Puede parecer un poco caro, como todo en Islandia pero también puedes encontrar alguna ganga. El típico jersey islandés no es precisamente barato pero está hecho a mano y puede ser la mejor inversión que hayas  hayas hecho nunca en ropa ya que su calidad es inigualable, abriga más que cualquier otra prenda y se seca rápidamente. ¡No verás a ningún islandés sin su jersey! Con un poco de suerte, puedes encontrar uno en las tiendas de segunda mano a un tercio del precio original. 

Para ir de compras puedes visitar el centro comercial Kringlan, pasear por la calle principal del centro, Laugavegur, o acercarte al mercado de Kolaportid, en el puerto de Reykjavík. Allí no solo podrás encontrar ropa vintage o antigüedades, sino también encontrarte con los islandeses y probar algunos de sus manjares más extraños como el pescado seco o el tiburón fermentado. 

Y si por la noche tienes ganas de fiesta recuerda que Reykjavík es prácticamente tu única oportunidad en Islandia. Anímate, conoce a algún islandés o islandesa y diviértete en bares como Kaffi Barinn, Kaffi Sirkus o Prikid. 

Iglesia Hallgrímskirkja en la capital de Islandia
Reykjavík la capital de Islandia
Porto de Reykjavík en invierno

 ID 109

NO TE PIERDAS EN REYKJAVIK, LA CAPITAL DE ISLANDIA